Cordero de Dios es un filme basado en hechos reales,  narra la historia de un grupo de monjas polacas que en el ocaso de la Segunda Guerra Mundial que son violadas por el Ejército Ruso, por lo que muchas de ellas quedan embarazadas y se enfrentan a la encrucijada de amar o no a un hijo que no era parte de sus planes y vocación.

La directora luxemburguesa, Anne Fontaine contó que descubrió la historia en el diario de una doctora francesa de la Cruz Roja, que arriesgó su vida para ayudar a las monjas que estaban esperando a un bebé.

Se trata de una historia de mujeres que durante la época estaban trasgrediendo cualquier orden, además que “desde distintas perspectivas tiene que desobedecer para sobrevivir”, dijo en entrevista.

Por un lado está  “la doctora francesa que desobedece a su jefe para tomar el riesgo de atravesar el bosque y poder llegar al convento, mientras que por el otro lado se ve cómo una de las monjas desobedece a la Madre Superiora para ir en busca de ayuda y salvarle la vida a una de las hermanas que está a punto de morir en el parto”.

La película fue grabada en un poblado de Polonia que quedó abandonado durante la Guerra Fría y plasma las actuaciones de Lou de Laâg, Agata Buzek, Agata Kulesza, Vincent Macaigne, Katarzyna Dabrowska y Joanna Kulig.

El papa Francisco vio la película en el Vaticano y expresó que “existe una relación entre la historia y la situación que viven hoy cientos de mujeres en distintas partes del mundo”, según expresó la realizadora.

“Cuando estuve en el Vaticano presentándole la película al papa Francisco, lo primero que me dijo es que ‘ésta es una cinta terapéutica para la Iglesia católica, ya que hoy tenemos la misma situación en distintos países de Europa o en otras ciudades, donde, así como en la guerra, las mujeres siguen siendo violadas’. La situación no ha cambiado mucho que digamos”, dijo la cineasta.

En su filmografía,  Anne Fontaine se ha enfocado en historias protagonizadas por mujeres, como por ejemplo cuando en 2009  abordó la historia de la diseñadora Coco Chanel, protagonizada por la actriz Audrey Tautou.

Aunque la directora se inspiró en lo que leyó en un diario escrito por una doctora francesa que atendió a las monjas embarazadas, también utilizó la ficción para crear los distintos personajes que aparecen en Cordero de Dios.

Quedará en la memoria de la audiencia una de las frases más emblemáticas del filme, donde una monja habla sobre la fe y afirma que “La fe es un proceso que implica 24 horas de duda y un minuto de esperanza”.

Sólo tenía los hechos para narrar la historia, aspecto por lo que Fontaine refiere que tuvo que darle los matices y contrastes, por ejemplo entre la doctora francesa que no cree en Dios y con una Madre Superiora que sí cree y que entre ellas deben aceptar sus diferencias.

“Es una historia acerca de la maternidad, acerca de la fe, la duda y de explorar a profundidad las almas de estas mujeres”, concluyó.

 

Cordero de Dios

Dirige: Anne Fontaine .

Actúan: Lou de Laâg, Agata Buzek, Agata Kulesza, Vincent Macaigne, Katarzyna Dabrowska y Joanna Kulig.

Género: Drama

País: Francia/Polonia.

Año: 2016.

Advertisements